valencià | castellano
RSS

Noticias

La educación para el desarrollo: construyendo una ciudadanía global crítica

Vivimos tiempos convulsos en el sistema educativo. Con una rapidez impensable, el nuevo gobierno neoliberal, arropado por las duras corrientes conservadoras europeas, aplica drásticos recortes que afectan a nuestro sistema público de calidad que queremos mantener, porque nos consta que es el único que garantiza la igualdad de oportunidades.

Ante esta situación de derrumbe de uno de los pilares del bienestar social, el alumnado también se levanta y manifiesta su disconformidad. Posiblemente lo haga por lo más próximo, pero también, con una madurez impropia de la edad, tienen claro que las pérdidas no se reponen con facilidad y que la globalización, no tiene que significar la desaparición de derechos, sino todo lo contrario: la ampliación de derechos de los que ellos han venido disfrutando a los chicos y las chicas que, en los países denominados del Sur, carecen de ellos. La globalización tiene que ser un instrumento de conocimiento y de compartir experiencias, para que se pueda tomar conciencia de que las diferencias, en función del desarrollo de los países y de la capacidad adquisitiva de las familias, son notables.

Esa postura solidaria y rebelde del alumnado, no es gratuita , porque ha existido y existe, por parte del profesorado, una magnífica labor de sensibilización, a través de la cual esos chicos y chicas, han interiorizado valores solidarios y de conocimiento de las condiciones que el alumnado tiene en los países empobrecidos del Sur.

Quiero resaltar que en Pau i Solidaritat, fundación de CCOOPV para la cooperación al desarrollo, existe un Seminario integrado por afiliados y afiliadas a la Federación de Enseñanza, que colaboran periódicamente con la fundación y que mantienen vivo ese espíritu de sensibilización, llevando a los centros educativos proyectos, actividades y materiales elaborados por ellas mismas junto con la Fundación y que son un instrumento importante para el conocimiento de las condiciones de vida de los países con los que Pau i Solidaritat mantiene proyectos de Cooperación.

Empezaba esta reflexión hablando de la situación que tenemos y, ante la cual, todo el sistema educativo se ha levantado. Las aulas se han convertido en un hervidero y los chavales y chavalas no son doblegados ni siquiera por una represión brutal por parte de las fuerzas de seguridad de estado. Y ante esta situación, conocida a través de las redes de comunicación casi al instante, las manifestaciones de solidaridad con el sistema educativo público y el rechazo a las agresiones sufridas son unánimes.

Por eso la sensibilización del alumnado en valores como la solidaridad, la participación, la responsabilidad, la democracia… es un aspecto fundamental para incluir en el diseño de los curriculus. Y en el equipo de Pau i Solidaritat tenemos un afán especial en este empeño, convencidas de que es un elemento imprescindible en la superación de las injustas desigualdades que nos presenta un mundo cuyo criterio de división es exclusivamente el de países explotadores y explotados.

Ofelia Vila Hernández, Secretaria Confederal de Cooperación Internacional